La troskósfera en la serpiente roja del Paraná

Dicen que Dios (y el estado) atienden en Buenos Aires, lo sabemos. Por lo que uno fácilmente suele ceder a la tentación de reflexionar y escribir solamente sobre “lo que pasa allá”: crisis, internas, procesos orgánicos entre obreros y estudiantes, pujas entre intelectuales, y más. Eso forzaría a uno a resignar la tarea de que la “trotskosfera” (que puja diariamente en la disputa de ideas con compañeros como los de El Diablo, la Troskotrinchera..) extienda sus aun cortos pero vigorosos tentáculos a la vera del Paraná.
Pero se nos fueron ocurriendo motivos para hacer un blog rosarino o santafesino, amén de incentivar la reflexión y la escritura de militantes y activistas de estos lares sobre lo que pasa y sobre lo que creemos que hay que hacer desde el trotskismo. Estas razones no son despotricar contra los porteños (hay varios conversos entre nos), ni defender cuál es la segunda ciudad del país (debate que el censo 2010 saldará con toda la incuestionable neutralidad estadística del INDEC). No nos empujan pequeños chovinismos, sino grandes causas.
Empecemos: para defender la camiseta. En Santa Fe existe una casta política descendiente de Palacios y Estevez Boero (“socialista y estanciero”) que usurpa el nombre de una sociedad sin explotación (socialismo), mientras gerencia los negocios de lo más granado y garca de la burguesía nacional (cerealeras, sojeros, multinacionales como GM). En Santa Fe se rozan, con la opulencia del contraste, megaedificios vacíos sobre el río Paraná, con villorios de condenados que comen la basura que sale de esas fortalezas sociales y de emporios de la frivolidad como el Casino (ver acá y acá) del amigo Cristóbal López.Dentro del PS se dan extrañas aleaciones: no existen alas izquierda, pero sí alas derecha. Lifstchitz es expresión de eso: si hiciéramos una fórmula matemática para definirlo sería la siguiente. Lifstchitz = Binner x Macri. Hipertrofia de gestión, tendencias a Granhermanizar Rosario, nulo diálogo con gremios, exaltación de la dualización social de la Barcelona argentina.
Bajo la axila del PS, aunque no lo reconozcan, se refugian gremios como los de la CTA y agrupamientos políticos que, aunque osen criticar a Binner o a los pingüinos, viven de su progresismo light y tienen la combatividad descafeinada. La CTA provincial es el ejemplo perfecto de esto. Pero la CTA rosarina y sus grupos afines o integrantes, que se ubican más a la izquierda, no lograron nunca expresar una posición sistemática de independencia política y combatividad. Paraná Metal, sin ir más lejos, fue llevaba al matadero por esta expresión de una “izquierda” entre resignada  y cortoplacista.
Segundo: Santa Fe dio, en lo poco que duro la crisis del 2009, una idea somera de lo que tendrán que enfrentar los trabajadores cuando la espada de damocles (crisis capitalista) que oscila sobre Europa, apoye su filo en estas pampas. Una corta recesión mató a la autoparista Mahle de un tiro e hirió de muerte a Paraná Metal (ex Metcon), además de desangrar con despidos a frigoríficos y otras ramas. La política de traer empresarios salvadores (buitres) como Basualdo y López, no evitó la sangría, sino que más bien la consagró. El decoro socialista y K de llorar lágrimas de cocodrilo frente a los obreros, no evitó 1000 despidos. Sólo los anestesió y les dio un halo de cinismo. Si como decía Napoleón a los generales no hay que juzgarlos en períodos de bonanza sino como “pilotos de tormenta”, el primer chaparrón anegó las vías de salida de socialistas y K en la región.
En tercer lugar: la coyuntura estratégica actual. La política K de dar amnistía a monstruos como De la Sota y Lole, es toda una definición programática de lo que será el post-NK. Para no usar eufemismos: si el cristinismo se propone reciclar a Lole, es decir si gestos como ese dan el signo a lo que queda de su mandato (y a uno eventual en 2011), va a simplificar la experiencia de los trabajadores y sectores populares con el kirchnerismo.
Lole es bastante conocido por los argentinos, pero es muy conocido por los santafesinos. Es conocido porque es, proporcionalmente, el mandatario que más gente asesinó el 20 de diciembre de 2001: fueron 9 muertos, superando al mismísimo De la Rúa. El nombre de cada uno de los caídos y en particular del militante social Pocho Lepratti están indisolublemente ligados a ese sobrenombre tan simpático: Lole. A Lole lo junan los santafesinos que no olvidan aquel desborde del Río Salado, que asesinó a 23 vecinos y obligó a evacuar 150 mil personas. Pero los santafesinos no creyeron nunca que esto fuera una tragedia, sino que tienen esculpida en sus retinas la imagen de la inauguración de las obras sobre el margen oeste del río en Santa Fe, donde el suizo Lole lució su sonrisa de publicidad de Colgate y cortó la cinta con el ex Montonero Obeid (renúnnncieeeeeee), el ex funcionario de la dictadura Mercier, y otros. Todos ellos acompañaron a los kirchneristas en el furor pingüinero. Las obras del río nunca terminaron y los crímenes de Reutemann nunca terminaron de ser condenados.
Lole también es conocido por los patrones sojeros, es uno de sus próceres y uno de los emblemas “no positivos”. Es decir, los que, como Cobos, aprovecharon las confusiones de la crisis de la “125” para separarse del kircherismo. Como todo converso (le pasa a los ex fumadores), Lole tuvo que exagerar las críticas al lugar de donde venía: el Frente Para la Victoria. Por eso puteó y re puteó a NK y lo hacía no solamente por oportunidad electoralera, sino por autodefensa gremial: Lole tiene tierras y no le gusta que le apliquen retenciones.
Los militantes kirchneristas ya se morfan a Scioli, a los intendentes mafiosos (y amigos de la poli) del conurbano, se bancan a la burocracia sindical. Incluso, sin atragantarse mucho, avalaron a Cobos como vice, cuando era bueno y leal, pero que ya era muy facho. Pero Lole, este Lole, ya es mucho. Sin embargo, Lole se distancia de sus compañeros de ruta del PJ Federal y negocia el armisticio con el kirchnerismo, lo cual es indicador de cuánto procura Cristina dar respuesta a la expectativa de la propia juventud que la apoya de “profundizar el modelo” por izquierda.
Y por último, hacemos este blog por la tradición, por ser la región cuna de “la serpiente roja del Paraná”. No somos otros que los troskos los que recogemos las banderas de las mejores tradiciones revolucionarias de la región, la de los dos rosariazos y la del enorme Villazo, la de la emergencia violenta y revolucionaria de obreros y estudiantes en las fábricas, galpones ferroviarios, escuelas, copando el hermoso centro rosarino… ¿Quiénes van a ser, los kirchneristas que se abrazan a los burócratas como Caló, formateados por el Loro Miguel que pergueñó este golpe de estado a escala en Villa Constitución, los que hablen del Villazo? ¿Son los socialistas que reciclan funcionarios de la dictadura los que continúen estas tradiciones? ¿Va a ser la izquierda amiga de los dueños de los campos? No. Ni siquiera pueden mirar a los ojos a su pasado los que fueron líderes de esos procesos, como los dirigentes de la UOM Villa, que hoy son sombras, la piel reseca de esa enorme víbora subversiva, que hoy se saca los restos del pasado para continuar su letal obra anticapitalista. Para eso se prepara el trotskismo, para eso nos jugamos día a día a confluir con los mejores sectores del movimiento obrero, estudiantil y de intelectuales revolucionarios. Somos los troskos los que recogemos del piso las banderas de los dirigentes del Villazo, para llevarlas al triunfo. Y este blog se propone ser una de las instancias de la formación de revolucionarios para esa labor que nos gusta tanto.
Esto es La troska Rosario. Bienvenidos.
Anuncios

6 Respuestas a “La troskósfera en la serpiente roja del Paraná

  1. Una de las cosas que ya me gustan de aca es que va a permitir hilar mas fino las caracterizaciones que muchos de los que vivimos de Buenos Aires tenemos del PS, que a pesar de estar tan cerca a veces nos perdemos algunos jugosos detalles.

    Bienvenido a la troskósfera, Octavio. Exitos.

  2. Felicitaciones por la iniciativa.
    Por muchos post mas que desenmascaren la ruina de la dirigencia política, y la potencialidad de nuestra clase.
    Salud.

  3. ¡Felicitaciones y saludos, Octavio y camaradas! Que siga el debate y la lucha de ideas -ahora también- desde este nuevo blog trosko.

    Abrazos,
    Demian

    • Colgamos en el facebook de tvpts la noticia del nuevo blog trosko en rosario y un amigo comentó “Leer estos blogs es un poco de aire puro, entre tanto “posibilismo naif” y tanto gorilaje mediocre… Gracias por hacerme sentir acompañado…” (la ciudadanía troska esperaba la iniciativa)

  4. Pingback: Todos unidos (con Nidera, Cargill y Bunge y Born) « La troska Rosario·

Los comentarios están cerrados.