Aliverti: un grandulón vencido y asustado

…Sea como fuere, esto que se llama “kirchnerismo”, a falta de mejor definición rápida que reemplace a “las necesidades e intereses populares van para ahí”, también tiene sus problemas… El mejor significante de eso, pero hay que ver si significado, son los pibes. Esos pibes que demostraron volver a creer en algo colectivo. Esos pibes entusiasmados con la política son la noticia más fascinante de la Argentina de los últimos tiempos. Pero a no hacerse los tontos, nosotros, los grandulones, deduciendo que ahora les toca a ellos. Nos sigue tocando a nosotros conducir la energía de los pibes. No hay partido militar para cubrirle el flanco a la derecha, porque en el pestañeo histórico que va de Alfonsín a Kirchner la derecha se quedó desarmada. Los pibes no están en peligro, y las condiciones objetivas son mejores que en los ’70 para seguir cambiando las cosas. Pero hay el desafío de que no se decepcionen, ahora que volvieron a creer después de tanto adulto vencido (…) Casi setenta años después, es lo mismo. O se está con esto, se llame como se llame, o se está con Macri, Cobos, Duhalde & Cía.
Elijan.
La Decisión, por Eduardo Aliberti
Página/12, Lunes 8 de noviembre de 2010
Aliverti, un grandulón vencido, ha tomado una decisión: condenar a “los pibes” a contentarse con su miserable vejez, la de Aliverti, por supuesto.
Solo su resignación servil (no cabe otra palabra, disculpen) puede justificar la imposición alivertiana a la juventud: “Elijan”, Duhalde o Kirchner.
Difícil elección, por cierto, ante un “menú” tan pobre. Si no pregunten a Aníbal Fernández y a Scioli, o al propio Solá, por poner solo dos ejemplos que estuvieron (¿y estarán?) a ambos lados del mostrador dependiendo cómo sople el viento.
Los grandulones vencidos se sorprenden de la juventud. Solo a ustedes puede sorprenderles ya que estuvieron lejos de la Plaza de Mayo aquel 19, ni que hablar del 20.
Pero también estuvieron lejos antes, mientras en universidades, escuelas y barrios la juventud luchaba contra la condena noventista que Don Nestor supo acompañar.
Esos pibes que comenzaban a militar en “la resistencia”; contra la desocupación; contra la policía que liquida (sí… liquida, en tiempo presente) a un pibe cada dos días; contra los genocidas, codo a codo con las Madres que en ese momento no eran tan queridas por los que Aliverti llama a “conducir” a la juventud; contra “la Morada” que se afanaba los Planes Trabajar y defendía a fierro limpio “sus” centros de estudiantes.
Ni que hablar de las recientes luchas estudiantiles. Cuando estas desnudaban la miseria presupuestaria de los K y sus decanos, o peor aún, que todos gobiernan con la Ley de Educación Superior menemista, directamente estuvieron del otro lado. ¿Será por eso que cuando leo “esos pibes entusiasmados con la política” me suena a un tono despectivo?
Esa juventud creció sola. En orfandad absoluta porque la dictadura vino a quebrar eso, vino a robarse esa “herencia” también, la de una generación que dio la vida contra los pedantes resignados que quieren “conducir” a la juventud al binomio suicida de un gobierno bancado por los “progresistas” intendentes del conurbano, Scioli, MoyAAAno y la maldita patota de Pedraza; o un gobierno de la “derecha peronista” bancada por… los “progresistas” intendentes del conurbano, Scioli, MoyAAAno y la maldita patota de Pedraza. No hay que ser un Emo Capusottiano, para verse en dificultades para elegir. ¿Estará pensando en esto Aliverti cuando enuncia la palabra “decepción“?
Aliverti sentencia que la derecha está desarmada. Pero si está desarmada, por qué contentarse después de 8 años de crecimiento económico con un 10% de desocupación mientras gran parte vive superexplotada trabajando 12hs, por qué contentarse con un 50% de precarización laboral como los tercerizados, por qué no luchar contra una inflación de un 30% que perfora el bolsillo popular. ¿Acaso un gobierno “nacional y popular” no tendría que luchar contra la extranjerización de la economía que el kirchnerismo no ha cesado de incentivar?
Si la derecha está desarmada, por qué López, por qué Silvia Suppo. Y sabe qué Don Aliverti, si la derecha está desarmada… ¿por qué Mariano Ferreyra?
Aliberti, su papel es lamentable. Si sinceramente usted creyese que este gobierno es “un freno a la derecha”, vaya y pase, pero lo suyo es otra cosa. Lo suyo es pintar a Scioli, a MoyAAAno, o al liberal Boudou de “combatientes contra el Capital”. Usted pone la seda, pero la mona… de derecha queda.
Borocotó es parte del ADN de la burguesía argentina. Desde Duhalde con Menem, Nestor con Menem, Duhalde con Moyano contra Menem, Nestor con Duhalde contra Menem, Nestor con Moyano contra Duhalde. Solá  con Duhalde, con Menem, con Nestor, nuevamente con Duhalde… ¿ahora con Cristina?
De estos itinerarios se cansó la juventud.
En cada lucha cotidiana se construyen hace años otros itinerarios, más nobles y sinceros. También tienen nombres propios. Se llaman Darío, Maximiliano, Mariano. Estudian historia, sociología, antropología, economía, bioquímica. Son ceramistas, son textiles, metalúrgicos, empleados del SUBTE, de la alimentación, y sobre todo, últimamente, son ferroviarios.
Esa juventud tiene su propia historia. Desde Victor Choque hasta Teresa Rodriguez, desde Norma Plá hasta Mariano Ferreyra, desde General Mosconi a Cutralcó, desde Zanon a Puente Pueyrredón, desde las vías del ferrocarril hasta las entrañas de la linea B.
¿Y sabe qué Don Aliverti? En el Roca también les dieron a elegir: o seguir precarizados como en el menemismo-duhaldismo-kirchnerismo-pedrazismo, o decidir en asamblea cortar las vías.
Adivine usted qué eligieron los únicos trabajadores del país que obligaron a que el gobierno se comprometa a pasar a planta a 1.500 tercerizados.
La nota de Aliverti es una amenaza de un “grandulón asustado”. Aliberti tiene miedo. Tiene miedo de que la juventud que lloró una muerte, sea en realidad el único gesto sincero de un velatorio “en tiempo real”, un grito de quienes verdaderamente no están dispuestos a retroceder contra la derecha gorila y antiobrea. No vaya a ser que en el camino descubran “los problemas” del kirchnerimo y entonces el discurso setentista se haga carne y vuelva como un boomerang.
Aunque nosotros no lloremos con esa juventud, sí luchamos juntos día a día y ante tamaña decisión siento decepcionarlo, Sr Aliverti, a los jóvenes no nos va a quedar otra que volver a gritar nuevamente que se vayan todos, pero no se preocupe, yo entiendo por qué usted tiene miedo, porque la próxima vez vamos a lograrlo.
Anuncios

3 Respuestas a “Aliverti: un grandulón vencido y asustado

  1. porque la próxima vez ademas de lograrlo vamos a erigir nuestro propio Estado Mayor, el de los trabajadores y el pueblo pobre.

  2. excelente post. Estos grandulones como Aliverti, Barone, Sandra Russo, etc quieren que los jovenes nos conformemos con el maquillaje que hace el cristinismo/kirchnerismo de la realidad. Quieren que los jovenes elijamos en serio? Que tengan cuidado porque cuando los jovenes y los trabajadores tomamos conciencia que podemos elegir nuestro destino no nos detiene nada ni nadie. Vamos por el pan y no nos detenemos a recoger las migajas. Adelante compañeros, el blog está excelente.

Los comentarios están cerrados.