Premoniciones

 

Se pudrió en Paraná Metal. Una Reunión de Encorsetamiento Social terminó a las puteadas entre empleados enojados y un Alberto Piccinini que todo lo que no enfrenta a la patronal, lo hace con sus “representados-abandonados”. No podemos decir “nosotros lo dijimos” porque preferimos no ser pedantes con la realidad y porque se trata de una obviedad: si ni siquiera las vacas van al matadero sin resistirse, no pueden esperar otra cosa de los metalúrgicos, nada menos, de Villa Constitución. Pero en el post “de lanzamiento” de La troska Rosario dijimos: “Ni siquiera pueden mirar a los ojos a su pasado los que fueron líderes de esos procesos (por el Villazo), como los dirigentes de la UOM Villa, que hoy son sombras, la piel reseca de esa enorme víbora subversiva”.
Recordemos: en Paraná Metal se firmó un acuerdo que implicaba reabrir la fábrica inmediatamente con 300 obreros, y mantener agónicamente la relación laboral con 600 restantes por un año, con una suerte de subsidio estatal a base de REPROs. Lo cierto es que aun ese acuerdo, que los obreros de Paraná Metal firmaron contra las cuerdas, luego de mantener un inédito e histórico corte de la autopista a Buenos Aires por más de un mes, no cierra. Paraná Metal no reabrió aun, no se sabe quienes serán los 300 (aunque se sospecha que sean los que agachan la cabeza con mayor facilidad), la patronal ni siquiera depositó los $100 para que los trabajadores puedan percibir la asignación familiar de $220. La reunión de ayer, en la que la patronal, como queriendo meter un dedo sucio en la llaga, fue a pedir (¡más!) paz social, culminó con una promesa de entrevistarse ¡en 15 días! con la Ford Brasil para recuperarla como comprador de bloques… Un poco tarde…
Aunque el crecimiento excepcional de la economía argentina permita disimularlo, Paraná Metal es una derrota del kirchnerismo, un doloroso mentís a sus pretensiones más ambiciosas: si el kirchnerismo se propuso generar desde el estado una burguesía nacional de nuevos empresarios que no sean la tradicional “patria contratista”, ¿quién mejor que Cristóbal López expresa a esos “nuevos emprendedores”. Sin embargo desde que el croupier amigo de NK se hizo conocido, tiene el triste récord de haber despedido alrededor de 400 empleados del Casino Flotante (y de procesar judicialmente a varias personas, entre ellos quien esto escribe), haber reprimido copiosamente y haber terminado de tirar al bombo a PM, mientras amasó fortunas y negocios ni nacionales ni populares. Esto también es una derrota de corrientes como el PCR que desempolvan los libros de Mao para sustentar la necesidad de una alianza con la burguesía progresista nacional, y que hablan de “compre nacional” pero sin que uno pueda señalar otra cosa que los voraces De Angelis o lúmpenes sociales como López. ¿O hay otra?
De Binner y el PS no podemos decir algo más que: no sirven ni para resolver el crucigrama del diario. Bah, sí “sirven”. Para permitir el cierre de Mahle, para coopar a la CTA, para bancar a las patronales agrarias, a las cerealeras, para impulsar con Lifchitz la especulación inmobiliaria (desalojando familias), para agasajar a Cristóbal López, para aumentar el presupuesto de la genocida Policía Santafesina o el de la iglesia y sus colegios.
Si se pudiera decir tal cosa, Piccinini es la expresión más a la izquierda de la CTA Micheli: es el único que puede jactarse de haber estado a la cabeza de un proceso profundo de organización obrera como fue el Villazo, en el que los obreros de la UOM defendieron la elección de una conducción opositora a la del Loro Miguel y toda la patota sindical de la AAA. Recordemos que este “levantamiento obrero y popular” solo pudo culminar con una virtual ocupación de la ciudad con militares y paras, que encarcelaron, amedrentaron, mataron y, de hecho, ensayaron lo que a gran escala se aplicó desde 1976.
Sin embargo todo el prestigio que tiene Piccinini entre sectores politizados, combativos o de vanguardia, se ha dedicado a dilapidarlo con intervenciones lamentables en las que se dedica a advertir: “yo que estuve ahí, se que no hay que volver al camino de la combatividad”. Esto permitió que PM se desangre.
La CTA Rosario, amiga de Picci, siempre se acerca a los conflictos a través de sus dirigentes, pero nunca se ha propuesto involucrar, politizar comprometer a la base de los gremios, empezando por los 20.000 afiliados de AMSAFE. Ayer por ejemplo, en la marcha por el crimen de MF; la columna de la CTA que dirige el michelismo con sectores de la CCC y el Frente Popular Darío Santillán, y la de AMSAFE, donde están estos sectores y también el PO, no juntaba más de 40 personas. Menos que la suma de miembros de las directivas de CTA, ATE y AMSAFE.
Paulón, que es contrera a Piccinini, pero que estuvo junto a él desde los 70s hasta 2008, critica a su ex camarada, pero comparte lo esencial del método y política de Picci, aunque agregándole un poco de kirchnerismo a gusto. Toda su influencia entre la Comisión Interna de Acindar está al servicio de dividir a los metalúrgicos: mientras los obreros de la empresa del grupo Arcelor Mittal estuvieron dispuestos a parar por PM, hicieron colectas, se acercaron individualmente a la autopista, Paulón y los suyos jugaron el rol complementario a Picci para que la UOM Villa sea el fantasma de la que dirigió el Villazo. Ni P, ni P: ni con Picci ni con Paulón se puede organizar a los metalúrgicos para el combate. Solamente en base a las asambleas democráticas y con independencia política de Binner y los K pueden disponerse los metalúrgicos para la lucha de clases, cuestión que solo expresa la agrupación Desde las Bases, que lucha junto a a activistas y delegados.
Para terminar este post, aclaramos: el programa de los trotskismo, lejos de ser una utopía, es el único que podría y puede dar una salida a una fábrica llevada a la crisis no por el exceso de empleados, como sostiene el postulado neoliberal esgrimido por el Ministerio de Trabajo, sino por el cortoplacismo y desinversión empresarial, y por la especulación con fondos estatales. Desde hace tiempo hay más que indicios de que Cristóbal no tiene intenciones genuinas de abrir la fábrica y que los obreros sí. ¿Porqué no se abre PM bajo gestión obrera, nacionalizada, cuando la industria automotriz crece a todo vapor? ¿O el horizonte más lejano al que podemos aspirar es a que parásitos como López dispongan sobre la vida de los obreros? Qué raro: en eso coinciden gobierno y oposición, CTA 1 y CTA 2. Bah, no es raro…
Anuncios