Esclavos modernos


Después de dedicar la editorial del domingo pasado a armarle los apuntes a la Ministra Garrón para condenar la ridícula conspiración trosko-duhaldista y fundamentar así la detención de dos ferroviarios del PO y la persecución a militantes ferroviarios de la izquierda, entre ellos del PTS y la agrupación bordó que luchan contra la precarización laboral; Verbitsky quiere volver a ser progre. La tapa y editorial de hoy contiene una denuncia escalofriante sobre el trabajo esclavo para la multinacional cerealera Nidera. 130 trabajadores, traídos de Santiago del Estero con la promesa de un trabajo para una “empresa líder”, viven presos en una finca, sin agua potable ni luz, pagando precios ridículos por los alimentos que consumían. Las condiciones de vida de estos trabajadores –entre ellos 30 niños y adolescentes- fueron comparadas con las de un campo de concentración por el director de Bromatología de San Pedro.
A pesar de que Verbitsky quiere hacer caer la responsabilidad por esto sobre la UATRE, que sin duda la tiene, y sobre el peronismo disidente (dejamos aparte la interna con Scioli por ahora), nos preguntamos: ¿Cómo puede ser que después de 7 años de kirchnerismo “nacional y popular”, crecimiento económico a tasas chinas, boom del consumo, pasen estas cosas? ¿Será porque el gobierno nacional mantuvo un esquema económico donde casi la mitad de la fuerza de trabajo en la Argentina se encuentra en la más plena informalidad? ¿Cuántos esclavos más hay en los campitos de Cargill, Vicentin, Monsanto, y tantas otras multinacionales que siguen facturando millones? ¿Acaso recién descubrieron que hay trabajo esclavo, y fundamentalmente en el campo? Cuándo fue el lock out agrario por la 125: ¿no hubiera sido el momento oportuno para derogar la ley videlista que rige el trabajo de los peones rurales? El gobierno no lo hizo.
Lo verdaderamente irrisorio de la nota es el abismo que separa la denuncia de la condena a Nidera. Verbitsky dice que la esclavización de estos trabajadores es un delito que roza el delito de “lesa humanidad”. ¿Qué castigo hay para los tratantes de esclavos de Nidera? Una multa de 5000 pesos por cada esclavo y la promesa de “investigar”. Una burla. Lo que habría que hacer es anular la Ley videlista que rige el trabajo de los peones rurales, que permite entre otras cosas el trabajo de sol a sol, sin las precauciones adecuadas para no morirse como perro manipulando agroquímicos. En el campo es moneda corriente el trabajo infantil y la superexplotación. Lo que se merece Nidera es la expropiación sin pago y nacionalización de todas sus propiedades, para ponerlas a producir bajo control de los trabajadores y al servicio de alimentar al pueblo pobre y trabajador. Pero el kirchnerismo está lejos de hacer una cosa así: tuvo que haber un muerto, Mariano Ferreyra, de la mano de sus aliados de la Unión Ferroviaria y de Pedraza, para que los ferroviarios tercerizados del Roca que hace dos años que vienen luchando fueran pasados a planta permanente.

 

Anuncios

Una respuesta a “Esclavos modernos

  1. Saludos

    El problema, uno de los principales, es que la dirigencia sindical es la misma, una casta parasitaria enriquecida a costa del sacrificio del obrero.
    Por eso por mas que pasen 7 años de Kirchnerismo, mientras la Ley de Asociaciones Sindicales no sea revisada y exista democracia a la hora de elegir a quienes representan los trabajadores, esto seguira existiendo.
    No hay diferencias entre Venegas de la Uatre y Moyano de los Camioneros, los dos representan la burocracia sindical.

Los comentarios están cerrados.