Altas encuestas, baja moral y Ricos sapos (comentarios electorales)

Volvemos sobre el asunto electoral, que imagino nos va a convocar de aquí hasta octubre, al menos. Lo hacemos, auspiciosamente, a horas de haber cerrado el frente nacional entre el PTS, el PO e Izquierda Socialista, junto a los obreros ceramistas de Zanon en Neuquén.

Los kirchneristas están contentos: algunos artémicos, perdón, eufóricos. Ganaron en Catamarca, empataron (por decir algo) con Eliceche contra el petiso Das Neves. Ganaron en Salta contra el submarino amarillo, Olmedo. Como dice Olé, brindan con gatoreit.

Hay quienes, incluso, ingenuamente, aun mantienen expectativas izquierdistas en el kirchnerismo, como si aguardaran en el desierto del Sinaí la tierra prometida de transformaciones radicales, de rupturas, de choques contra los poderes instituidos. Son los menos, igual: a lo sumo intelectuales de Carta Abierta y sectores idealistas (pss) de la juventud, que sueñan con estar viviendo el momento en que el Sheraton Hotel empieza a alojar las acolchonadas camas del Hospital de Niños. Pero el Sheraton Hotel sigue sólidamente sostenido en sus estructuras fastuosas, y los muchachos de La Cámpora festejan ahí sus casamientos o las fiestas de 15 de sus hijas.

Tiene razón Manolo Bargue, que hace una apología de Artemio, justamente cuando el encuestador estrella se acerca a su nomenklatura: la inevitabilidad del aparato, la necesidad de los monstruos feudales, la importancia de la mazorca para la continuidad del “populismo”.

La progresía kirchnerista ha ido incorporando, incluso, la labia de la realpolitik del aparato ex duhaldista: todo lo que sea para mantener el poder.

Manolo cita diálogos ficticios (o no) para reivindicar en Artemio su pragmatismo a ultranza y su rechazo a los purismos: “¿Qué?, juntarnos con Impresentables y Burócratas; si son todos Traidores”; le respondían” a Artemio. Y él retruca: “Traidor es el que pierde, si tiene la posibilidad de ganar”, y sigue: “además, si te sentís violentado éticamente, renuncia y todos contentos”. Ese es el Artemio, o el kirchnerismo, en definitiva, que reivindica Manolo, el que se abraza a lo que venga para conservar un poder que enfría su ya poco cálido poder transformador.

El “nunca menos” de la Juventud K es la confesión de estas gélidas pretensiones, que no piden “ir por más”, lo lógico en organizaciones juveniles, sino no enrollar del todo las banderas. Por ejemplo, si hoy hay solamente 1000 milicos procesados y más de 4000 luchadores con causas judiciales, los jóvenes K a lo sumo piden que no empeore este patético coeficiente de impunidad. Pero no ir por más. ¿Adónde quedó el deseo de “profundizar el modelo”, del que hablaron, en un efímero deja vu camporista alrededor de la Capilla Ardiente de NK, los jóvenes K orgánicos y la juventud inorgánica que simpatiza/zó con Cristina?

Hasta ahora, la capilla ardiente sirvió para ubicar en estratégicos lugares de poder económico y político a un puñado de advenedizos dirigentes de La Cámpora. Algunos de ellos, como Axel Kicillof o Ivan Heyn o el propio Mariano Recalde, no despertaron a la política hace poco, sino que militaron en agrupaciones independientes como TNT y NBI de la UBA, que expresaron prematuramente la decadencia de la Franja Morada (previa a su caìda en el 2001), como un alejamiento de la corriente estudiantil hegenómica en los 80s y 90s, pero evitando hacerse de izquierda. Estas agrupaciones hicieron del humor y el cinismo desideologizado una forma de hacer política y, sí, de nuevo, pasaron de este elemental estadio de conciencia al más redituable rol de funcionarios K en Aluar, Techint o Aerolíneas. Pero como no se puede vivir del amor, menos se puede convencer estratégicamente a millones de jóvenes por el rol de un puñado de funcionarios con sueldos en dólares.

Manolo da cuenta de esta preocupación, con más gravedad que los propios progresistas: dice que no alcanza con la AUH, ni las netbooks, sino los chetos y esclavistas de amarillo se quedarán con los sub 30. Manolo no lo dice, pero también la izquierda radical, el trotskismo, puede avanzar, como hoy viene avanzando, al menos el PTS, en otro sector que el kirchnerismo y sus aparatos “olvidan”: los trabajadores, sobre todo los sectores irregulares, tercerizados.

Decíamos que los K festejan los triunfos. Y que el artemismo, es decir la concepción pragmática de conservar el poder a toda costa, lo lleva a justificar, o mejor festejar, cualquier avance (bah…). Pero como decíamos acá: ¿quién ganó en Catamarca? ¿El peronismo, el kirchnerismo? ¿Por qué, cómo puede ser que festeje este “triunfo” la funcionaria del INADI María Rachid, quien no hace mucho fue candidata del PO, y Ramón Saadi, el cómplice y encubridor del crimen de María Soledad? Eso es el kirchnerismo, y cada pesa más el “menos” del “nunca menos”.

Si 2010 terminó con las contradicciones a flor de piel de las muertes de Ferreyra, Parque Indoamericano y Formosa, todas a manos del kirchnerismo o aliados, el 2011 madrugó con un armado que Artemio festeja, pero que es asqueante. Menem en La Rioja, Urtubey en Salta, Rico en San Miguel… Rico en San Miguel… Rico en San Miguel… Todo suma.

La contradicción, y en esto claramente le hablo al que pretenda ver en el kirchnerismo un, insisto, movimiento transformador: el momento de mayor debilidad política del kirchnerismo y sobre todo del gobierno de Cristina, fue luego de la 125. El kirchnerismo pasó de ser el sector político hegemónico, a ser una primera minoría. Sin embargo, débil políticamente, fue el momento de mayor “moral” de combate de los K: decían que enfrentaban al campo, a la corpo, surge 678, se ultiplican los blogueros, aparece Carta Abierta, la mierda oficialista. Los delegados y militantes K en mi trabajo, festejaban contentos que se deshacían de lacras como Lole, Menem, etc. Las mismas lacras con la que transan su coyuntural fortaleza política, bah, electoral, negociando el congreso del PJ santafesino, las listas en La Rioja, etc. Y la “izquierda K”, ahora, en el momento de la in-moral, calla.

Ganó Urtubey. Los Russo y Galende boys dicen: otro caso medido con “la otra vara” de la Corpo. Los sindicalistas en mi laburo dicen “ganamos”. Pero, ¿quién y qué ganamos? Urtubey es kirchnerista, y al mismo tiempo fanático (al igual que la Corpo), en recortar el peso de los sindicatos. Por eso llamó a Moyano piantavotos. Cristina surfea y el lunes elogia al Hugo y el martes putea por el bloqueo en las refinerías o aceiteras de San Lorenzo en Santa Fe. Porque ella también quiere apoyarse en los sindicatos, pero en sindicatos débiles. No olvidemos que Cobos la traicionó, sí, pero la que lo puso ahí fue ella. Y nadie puede acusar a Cleto de pro gremialismo. ¿Cuánto puede surfear Cristina en estas estructuras (gobernadores, sindicatos, mazorca), si la crisis económica se desarrolla y el Urtubey que varios de ellos llevan adentro, obliga a tomar el toro por las astas y atacar a los sindicatos, no solo a Moyano? El kirchnerismo, éste, puede terminar jugando el rol de Rodrigo, y sin tener JTP. Porque no me jodan que los chicos del Evita y la Juventud Sindical son la continuidad de la JP de los 70s…

Manolo defiende sus hipótesis y aclara que fracasó la CTA (cierto) y que toda la representación de los trabajadores se refugia en el MTA. Pero me parece que silencia en esta tensión con la derecha, que no está afuera, sino adentro del kirchnerismo. Por otro lado, además, silencia que el refugio MTA ya deja afuera a tercerizados de miles de empresas que en los casos en los que se organizan, no lo hacen solo al margen de, sino contra el moyanismo. Y que en la medida de que cruja la economía que dio tantas manos estos 8 años, y se va a notar a flor de piel la debilidad política de la casta de Pedrazas, Venegas, Moyanos y Dragunes.

Para terminar: el pragmatismo de ganar a como de lugar, lleva a Artemio a festejar a Aimé Bidú, que llega a sus actos en Harley Davidson. A Artemio le dicen “pero es neoliberal, La Embajada lo reivindica, fue de la UCD”. Y él responde, parafraseando a Kissinger: “Boudou es un economista neoliberal del CEMA, pero es NUESTRO economista neoliberal del CEMA”. A pesar de todas las proscripciones de la nueva reforma política, que derechizó por mucho la ley de la dictadura, las corrientes trotskistas PTS, PO e IS nos unimos para estas elecciones. Por primera vez un tipo de frente así va a disputar en las elecciones, como respuesta a los impedimentos porcentuales que puso el kirchnerismo, al progresismo atrofiado que describimos aquí, y a la progresía clarinista de Pino de Soja. No sabemos si un frente así logrará expresar en el voto un apoyo de sectores de trabajadores y estudiantes a una política de izquierda, anticapitalista, una salida de los trabajadores. Manolo Bargue no descarta que así sea. Blogueros como DerekDice, hacen bromas obvias mientras prepara su lengua para chupar el sobre con la boleta que comparte su presindenta con ex carapintadas y muchachos de la UPAU.

Lo que ya es un triunfo, es la línea que un frente así, y la participación de los referentes del PTS, expresarán: de un lado estarán los ferroviarios del Roca, del otro la patota de la UF; de un lado los estudiantes procesados de la UBA como Juan Oribe, Jesica Calcagno y Patricio del Corro, y del otro los “estudiantes” buchones del rectorado y los decanatos; aquí los trabajadores de Zanón, y del otro los aliados del MPN neuquino de Sobisch; aquí los echados por los empresarios automotrices como Hernán Puddu, y allá la burocracia derechista de Dragún, amiga de De la Sota, el candidato de los K; acá estará Claudio Dellecarbonara, y allá la patota de la UTA; aquí habrán luchadores contra la impunidad como Myriam Bregman, y allá los “organismos de DDHH que bendicen la represión de la policía”. Aunque hoy no sea mayoritario no será, ni en la realidad ni en las elecciones, Gobierno o Clarín. También está la izquierda de los trabajadores.

Anuncios

18 Respuestas a “Altas encuestas, baja moral y Ricos sapos (comentarios electorales)

  1. Antes de responder me gustaría que amplíes el concepto de (esta Reforma Electoral) “que derechizó por mucho la ley de la dictadura”. ¿Cuál?¿porqué la derechizo?

    • Mauri: te respondo breve. En que dificultó la forma de obtener afiliaciones y, sobre todo, que al imponer el régimen de internas obligatorias con un requisito porcentual para pasar a las generales, es proscriptiva para los “partidos chicos”. Como en Argentina los “partidos chicos” son partidos de izquierda con actuación en los principales procesos en el movimiento obrero y estudiantil, es un ataque a la izquierda.
      Octavio.

      • Bueno, nuevamente nos encontramos frente a problemas que tienen mas que ver con encares filosoficos que con lo que vos detestás: la realpolitik. Parafraseando a Manolo diria que “si no te gustala realpolitik no te metás en politica.”

        Para mi la Reforma es una profundización de las formas democráticas.Muchos partiditos chicos no hacen a la democracia participativa, eso es un delirio, mas bien la distorsionan y llevan adentro un peligro antidemocrático que algun dia iba que tener ser solucionado.

        Que uds – todos los grupos marxistas revolucionarios- se hayan unido es auspicioso y es justamente una de las cosas que busca la Reforma, q deje de haber partiditos formados a partir de grupos de estudio o de agrupaciones sindicales, para que -al conformarse en frente- fueran mas grandes y estuvieran en mejores condiciones de negociar con las grandes ligas. Aparte -reconozcanlo -es la única manera que tiene de pescar un diputado o un consejal.¿Qué pasa? ¿No les atrae la gestión?¿no les gustaria contruir un puente?¿asfaltar una calle?¿ordenar la construccion de una escuela en un pueblito?¿Tanto rechazo les genera la posibilidad de lesgislar en bloque?

        Realmente me parece un delirio incontestable que sostengas q la Reforma Electoral es más de derecha q la Dicatadura y aparte un peligro total, porque si vos pensás que esto es peor que la Dictadura , nada me asegura que el dia de mañana tengas claro que es luchar por la Libertad y la Igualdad. Mas bien creo que tenés un pedo galopante y que cuando se te pase volvemos a discutir.

        La Reforma ,en caso de que no lleguen al porcentual mínimo -acordado con el Gobierno prik todos los partidos – de ningún modo te prohibe existir, mas bien te inhabilita para participar de las elecciones, pero no te impide volver a intentarlo.
        Es una invitacion a que dejes de ser chico, no a que dejes de luchar, si no a que labures por tu partido.

        Y no nos vengas a decir a los peronistas que significa no poder participar de las elecciones.

        • Para mi lo proscriptivo es el piso para obtener la personeria del partido. Si para partidos ya de varios años les costó conseguir la cantidad de afiliciaciones necesarias, imaginense para un partido nuevo. Eso si lo veo muy criticable y a favor de las viejas estructuras partidarias.

          Lo de las primarias no lo veo como proscriptivo, si un filtro. Si no pasas el porcentaje de las primarias no tendrias chances tampoco en las presidenciales.

        • Tres cosas Mauri: en primer lugar, si leés bien, vas a ver que no digo que la Reforma es peor que la dictadura, sino que es peor que la ley electoral de fines de la dictadura, en la medida que era menos proscriptiva para la presentación de los partidos chicos, sobre todo de izquierda. Vos fuiste de izquierda, Mauri, entonces te pregunto, ¿porqué el estado debe meterse y “ayudar” a formar frentes entre nosotros y PO, o quien sea? ¿Porqué debe meterse en las elecciones internas, en la elección de candidatos? ¿Porqué en vez de esas intervenciones, no garantiza efectivamente la presencia en los medios, hoy monopolizada entre las opciones tradicionales?
          Por último, lo que yo rechazo es TU realpolitik, o la de Manolo, o claro, la de Clarín y el canario Olmedo. Claro que quiero puentes: los socialistas queremos llevar a cabo todas las tareas que la clase capitalista y partidos como el FplV dejan de lado, como que llegue el agua potable a todos los hogares, acabar con la precarización laboral, que haya cloacas, educación gratuita y de calidad. Esas “pequeñas” cuestiones, se solucionarían echando por tierra la “realpolitik” de un peronismo cuyas inversiones a los problemas populares van “por la escalera”, y los subsidios, pago de deuda, indemnizaciones y estatizaciones de deuda, van “por el ascensor”. Si un gobierno de trabajadores llegara al poder (nosotros no renunciamos a ese horizonte), vas a ver que esas cuestiones se van a solucionar mucho más rápidamente que gobiernos postrados ante empresarios. Fijate sino como se pavonea el FMI por nuestras provincias…
          ¿Porqué la realpolitik K, Mauri K, no acaba con la tercerización?. La respuesta a esta pregunta la podés leer en las desgrabaciones del diálogo entre Tomada y Pedraza.
          Saludos. Espero tu rtta.
          Octavio.

  2. Pingback: ¿Que te pasha Artemio… estas nerviosho? « El Diablo se llama Trotsky·

  3. Todo bien, pero me aburrí.

    ¿Dónde están “todas las respuestas2 que promocionaste en el blog de Manolo?

    No es que uno quiera bardear, pero…pero…no sé cómo terminar esta frase.

  4. No es cierto, Octavio, que rechaces “nuestra” realpolitik. ¿Cuál sería la tuya o la de tu partido? Desde 1983 no hay avanzado un metro en la construcción, no digo de una alternativa revolucionaria REAL, sino por lo menos de una fuerza de referencia para los trabajadores o para alguien. La siempre desastrosa performance electoral del troskismo es un dato importante que ustedes soslayan siempre. Nos viven pidiendo a los peronistas que nos fijemos en nuestras apestosas contradicciones obviando la de ustedes, que no es menos aterradora: un partido popular que jamás supera el 1% de adhesión de las bases a las que dice representar. Obviamente, se le puede echar la culpa a los agentes de la burguesía que se infiltran, etc., pero eso es solamente una manera de confesar la propia incapacidad política de construir un diálogo REAL con la clase obrera. Un diálogo así no sería permeable a ninguna manipulación. Ustedes insisten con que los peronistas les impiden no sé qué cosa. No se pide permiso para hacer una revolución, ni para hacer una reforma: se impone políticamente. Es obvio que los demás van a impedir por todos los medios que vos tengas poder. Es obvio que si esto te pasa durante los casi 30 años de democracia ininterrumpida, algo estás haciendo mal.

    Mi pregunta es si hay algún troskista capaz de coincidir en este diagnóstico: están haciendo algo mal. ¿Puede ser? Porque si no, no me explico cómo puede ser que no les salga una. El ejemplo más notable y dramático fue el 2001. En aquel momento fui un par de veces al Parque Centenario donde tenía una amiga en el PO. El país estaba prendido fuego, había de parte de la sociedad un hartazgo enorme respecto del conjunto de la clase política tradicional. ¿Por qué ustedes no coparon la parada? ¿Por qué, después de un breve éxito en el Parque Centenario, volvieron a la irrelevancia política de siempre? ¿Por qué nunca pueden capitalizar ninguna coyuntura favorable?

    Por otro lado, las críticas que le hacés a nuestras “contradicciones” evidencian una falta de sentido histórico y un desconocimiento del materialismo dialéctico que son inaceptables en un militante que se referencia en Marx. De Hegel en adelante, las contradicciones no son una barrera, sino una potencia. Las cosas puras no sólo no existen sino que además son inconvenientes. Las cosas puras no sirven para disputar el poder. Y por supuesto, como decía Lenin, “todo es ilusión, salvo el poder”. Mantener la pureza es algo que se puede hacer en arte o con tu mujer. En la política no funciona. Nunca funcionó. Y pensemos que cada vez que un dirigente popular es derrotado o no consigue mejorar su perspectiva de poder, está condenando a miles de obreros a la pobreza y la indignidad. Y eso es ser un irresponsable.

    Otro déficit del análisis que hacés vos y otros blogueros troskistas es el sobredimensionamiento absurdo de la participación de Rico y el ninguneo inverosímil de las cosas positivas del kirchnerismo. Te lo digo yo: Rico es anecdótico, lo que importa es que volvieron las paritarias. Lo que importa es que está decreciendo el empleo en negro, la desocupación, la indigencia, y que se está encanando a los dictadores. Yo por supuesto odio a Rico y a Menem, pero no se me ocurriría juzgar a un proyecto nacional por una alianza con un intendente de un municipio. Ustedes lo hacen, probablemente porque les conviene; pero no me parece probable que se lo crean en serio. Sus caracterizaciones de coyuntura me parecen generalmente deshonestas, o sea, mentiras autoimpuestas para salvaguardarse de la autocrítica.

    • Horca, tu visión de que no avanzamos nada desde el 83, o que no somos una alternativa de sectores de trabajadores, es justamente eso, Tu visión, profundamente imbuida de deseos y de influencias de una mirada estatista. Las corrientes de izquierda como el PTS, es claro que aun somos minoritarias. Pero no es menos claro que somos referentes de todos, o muchos, de los principales procesos de organizaciòn de trabajadores, me refiero a fenómenos antiburocráticos. Como en nuestros post solemos mencionarlos, solo punteo algunos: subte, Fratf, Jabón Federal, Pepsico, Volkswagen Córdoba. Ustedes lo único que hacen, a mi modo de ver con cada vez menos moral y escrúpulos, es apoyar “tal cual son” las organizaciones sindicales, que con todo el peso y tradición que tienen, las han convertido en cáscaras vacías que sirven para negociar circunstancialmente conquistas o paritarias en épocas de crecimiento, pero que son de una inutilidad loca para defenderse de ataques serios. ¿Qué rol jugó la UOM Rosario para frenar el cierre de Mahle? Si hubieran actuado a un 15% del nivel de Zanon, capaz que seguiría produciendo autopartes.

      Pero lo peor, es que en el empecinamiento seisieteochezco de putear a los troskos, se morfan que defender a estas estructuras sindicales, se morfan pedrazas, vivianis, belenes, dragunes, monstruos que parecen salidos del mausoleo de San Vicente. ¡Nos ataca la 4ta! ¿Porqué tanto ataque de Tomada, Viviani y Belén a la zurda loca, si no tenemos ningún peso, Horca?

      Espero tu respuesta.

      Octavio.

  5. Una cosa más: la alternativa sí es Gobierno o Clarín. Otro defecto antimaterialista del post es la creencia de que las caracterizaciones de la realidad se hacen de acuerdo al gusto. Existe una polarización objetiva, es decir, con efectos verificables en la realidad, entre el gobierno y Clarín. Ustedes, como siempre, no toman partido. Lo mismo pasó con la 125. Su pronunciamiento en aquel conflicto fue vergonzoso, como siempre. Las contradicciones en política expresan antagonismos sociales de manera siempre un poco deformada, exceptos en momentos muy extremos, y raros, de la historia mundial. Ustedes desconocen la base social de los conflictos de este país y no comprenden cómo se traducen a la política. En lugar de pensar en procesos sociales, hacen críticas a tal o cual dirigente que transó en tal y tal año. Son furiosamente personalistas, creen que la realidad depende de tal o cual persona. Juzgan un gobierno porque hubo en la Rioja una alianza con algunos ex-menemistas… bueno. Con esos razonamientos se explica que jamás hayan tenido un papel destacado en la historia argentina. Se pronostica que tampoco van a tenerlo. Llegaron a tal punto de abstracción que para la burguesía ni siquiera son tontos útiles que pudieran servir para restarle votos al peronismo. Por eso no están en televisión.

  6. Una más: “A pesar de todas las proscripciones de la nueva reforma política, que derechizó por mucho la ley de la dictadura, las corrientes trotskistas PTS, PO e IS nos unimos para estas elecciones.”

    ¡Qué mentirosos! ¡Es obvio que ustedes se unen A CAUSA de esta ley, no A PESAR! ¡Jamás se juntaron y ahora sí! ¿Me vas a decir que es casualidad? Esta es la deshonestidad insoportable de los troskistas.

    • Horca: tenés razón, es a causa de la ley, principalmente, que el trotskismo se unió. Lo curioso es que para vos ese reconocimiento de lo que obliga a hacer una ley proscriptiva, sea algo de lo cual te enorgullecés.
      Los otros comentarios, discutimos mañana.
      Saludos.

  7. Buenas noches, regreso a conversar. Primero, no comprendo que digas que mi visión del nulo crecimiento troskista sea “estatista”. Ustedes son un partido revolucionario que desea tomar el poder. Mido el fracaso histórico del troskismo argentino porque desde que existen, tienen exactamente el mismo lugar en la sociedad: 0,5%. Los fenómenos de organización antiburocrática existen, pero son islotes. Y no han sabido aprovecharlos para nada. El volumen de militantes troskistas es una constante, no sube nunca.

    La idea de que el kirchnerismo generó instrumentos que no sirven para campear ataques serios a los trabajadores se choca con la realidad. La crisis del 2009 fue sorteada con bastante éxito debido a las medidas contracíclicas que tomó Cristina. Con otra administración eso hubiese sido un caos. En este caso, se perdieron pocos empleos y se recuperaron enseguida.

    Lo de que defendemos a los sindicatos tal cual son es otra comodidad del análisis. El actual líder de la CGT es un tipo que peleó contra Menem, uno de los pocos. La pregunta realista es: ¿quién defiende mejor a los trabajadores, Moyano o el enorme cúmulo de bienpensantes antiburocráticos que se parten a la primera elección interna (CTA) o que directamente ni siquiera logran juntarse salvo que los obligue una ley (los troskistas)? Mi respuesta es simple: Moyano. ¿El actual sindicalismo argentino y peronista es paradisíaco? No. ¿Puede mejorar? Debería, y haremos lo que esté al alcance para eso. ¿Hay que darle personería gremial a dirigentes irresponsables que no saben deponer sus exquisitas distinciones y que prefieren discutir pelotudeces en vez de ver cómo representar bien a los trabajadores? La gente que no sabe construir poder, ni de buena ni de mala manera, ¿tiene capacidad de defender a la clase obrera? No.

    Vuelvo con mi idea original: el troskismo no sabe hacer autocrítica, porque no reconoce sus problemas. En lugar de eso, se descose en un internismo feroz que los lleva a la irrelevancia. Creen que pueden mentirle a la gente diciendo que lo del 2001 fue un “Argentinazo” (título de un libro absurdo de Altamira). Y creen que como esas mentiras están fundadas en buenas intenciones, se justifican. La verdad es que no son eficaces, excepto que el objetivo sea la risa. También imaginan que las polarizaciones REALES que plantea la realidad argentina pueden ser soslayadas mediante consignas IMAGINARIAS (como si decir “una pelea entre capitalistas” fuese algo eficaz para llegar a la sociedad en medio de la 125). También son personalistas, porque creen que un proceso social puede medirse porque Rico se alía al kirchnerismo en un municipio. Y son desastrosos en la caracterización de la coyuntura, porque en lugar de preocuparse por llevar adelante una adecuada traducción política de la lucha de clases EN UN MOMENTO Y UN CONTEXTO DADOS, se limitan a berrear que los actores políticos no saben representar “puramente” a los trabajadores. Este tipo de ignorancia es preleninista, premarxista y prehegeliana. Un saludo.

    • Horca: del trotskismo en general podés decir muchas cosas, pero simplificar diciendo que son un 0,5% de la realidad, es facilista. Siendo del PTS, nosotros criticamos que el MAS el haber sido inutil para enfrentar los ataques menemistas y las claudicaciones sindicales de la CGT, el desarrollar una estrategia meramente electoralista, etc. Eso lo hizo, sin embargo, teniendo una existencia en la realidad, un nombre, figuras, que persiste hoy, a muchos años del estallido de este partido, a pesar de ser inutil como partido revolucionario.
      La influencia de “este trotskismo”, en un sentido negativo, se ve hoy en que hay muchos blogueros escepticos, periodistas de “policiales”, dirigentes sindicales negociadores, que fueron parte de estas tendencias que vos sintetizás en el “0,5%”.
      De la crisis de ese partido surgiò también el PTS. Lejos de ser solamente un “0,5%”, modestamente, creo que tenemos un rol ganado en las principales luchas obreras y estudiantiles de las que participamos, en la polémica y debate con muchos de los intelectuales argentinos, en los debates políticos en nuestra prensa y blogs, en la discusión teórica (que no abunda entre tanta politiquería) expresada en revistas, seminarios, en la existencia del Instituto del Pensamiento Socialista, etc. Tal vez estas cosas las desprecies porque es más sencillo sentirse parte de una “mayoría” que te junta no solo con Rico (como vos te tranquilizás), sino con una mayoría de punteros, transas, gobernadores derechistas y burócratas con prontuarios.
      Vos ves siempre igual a la militancia trotskista, pero yo lo veo al revés: que en 8 años de K, que incluyó la muerte del líder con su mitologización, solo hayan logrado la militancia que lograron, es un fracaso estrepitoso. Fracaso que va (perdón el tono de oràculo, pero es así) a profundizarse con la inevitable derechización, urtubización que va a transitar el K.
      Si somos el 0,5%, porqué el ministro Tomada habla con Pedraza de cómo joder y controlar al PTS en el Roca, el tren màs importante de Argentina? Primero, por el peso de nuestro partido ahí, a travès de La Bordó. Pero más en general, por una cosa que vos conocés, pero preferìs omitir mencionar: porque la burocracia tiene una crisis enorme, solo disimulada por 8 años de crecimiento. Vos decís que el sindicalismo antiburocràtico son solo “islotes”. No es así; son emergencias, hoy aun puntuales, de un desprestigio enorme de las dirigencias. El PTS se construye y milita en estos sectores, aun cuando otras corrientes se volcaron lamentablemente a rutinas de administrar planes para tener MMSS propios, o meterse en centros como “espacios” de gestión, pero no como organizadores de estudiantes.
      La crisis del 2009: qué tranquilizadora tu visión, hasta un poco irresponsable! La crisis de 2009 fue pequeña, y zafamos porque (Biolcati mediante, chiste) el país cuenta con reservas, etc., para las consabidas medidas anticíclicas, que es un eufemismo para decir subsidios y salvatajes. Aun así, hubo despidos importantes en sectores como la carne, y en mi región, los cierres de Mahle y Paraná Metal. Pero a vos te parece que un país que vive de commodities puede aguantar, sin tomar medidas serias contra los capitalistas concentrados, si se desarrolla una crisis que a EEUU le hizo regalar “apenas” 2 billones de verdes para evitar que quiebren sus bancos? O subestimàs (históricamente) la crisis, o sos muy confiado de que una politica y un país que vive del yuyo verde, y donde los empresarios fugan, especulan y hacen lo que quieren, puede soportar vendavales serios. Y si Brasil devalùa más? Y si el dólar se deprecia? Qué facemo?
      La CTA fracasó porque fue siempre inutil en la lucha de clases y porque entró de lleno en la interna entre fracciones K y sojeras de la clase dominante (ver a Ricky Alfonsín en el congreso). Pero nosotros no somos la CTA: enfrentando a empresas gigantes, logramos reincorporar delegados y activistas frente a Pepsico (fallo Balaguer), hicimos retroceder parcialmente a empresas como Kraft, evitamos cierre de empresas como Zanon, logramos (nada menos) la efectivizacion de miles de ferrucas, etc. Es poco aun, obvio, pero son conquistas que la CTA y la CGT ven por la tele.
      Moyano jugó el peso logrado con el MTA para planificar con El Cabezòn el silencio del “Movimiento Obrero Organizado” frente a la devaluación. Hoy, en todos los conflictos frente a empresas, jugó un rol nefasto. Cómo se entiende que el tipo se vea con la titular de La Embajada, cuando los yanquis pedían orden en Kraft? Miralo al combativo delegado de los bloqueos de AGR, pidiendo 2 lucas verdes para vender sus principios.
      Esas son las cosas “que hay que corregir”? El sindicato de la carne lo ùnico que hace cuando hay despidos en Swift y los frigoríficos, es ir a arreglar a la ANSES que se tramite màs ràpido el seguro de desempleo, por poner un ejemplo.
      Con estos dirigentes y las medidas anticiclicas, cada vez me convenzo más de lo que hacemos.
      Termino: es horrible que justifiquen desde la “izquierda” la reforma politica proscriptiva.
      Saludos.
      Octavio.
      Pd: las tonterías del “argentinazo”, que nosotros rechazamos, discutilas con Altamira.
      Pd: prehegeliano es aceptar la formula binaria “gobierno o Clarín” para morfarse todos los Menem, Ricos, etc.

  8. Horca, ¿qué polarización, qué contradicción más objetiva y evidente que la de los capitalistas y el proletariado, que la de los explotadores y los explotados?

  9. Los peronios de la realpolitk siempre fueron los mismos: defienden la unidad nacional, la conciliacion de clases para que los ricos sigan ganando en el poder. No hay dirigente ni intelectual neutro. Los peronios han manejado toda clase de lenguajes y argumentos durante los modelos puestos en practica, para que la estructura de clases siga igual en argentina. Cuando la crisis social y economica aterriza adue;andose de la realidad nacional salen cagando a refugiarse en el extranjero o pactan con el “enemigo” una apasible prision durante un tiempo prudencial. Si se desarrolla una corriente de izquierda la usan cuando les conviene y luego le sueltan la mano para que los fascitas la aniquilen. La base electoral peronista solo puede sobrevivir con el vago recuerdo de tiempos mejores pero fundamentalmente por su descomunal despolitizacion. A esta despolitizacion contribuye cada gobierno peronista. Siempre un verso para entretener o desviar la atencion. Los peronios, la version populista de la burguesia argentina, lleva gobernando 23 a;os en distintos periodos. Sin embargo nunca es suficiente el tiempo para avanzar la conciencia de las masas oprimidas y explotadas porque no se ocupan, no les interesa, y porque nadie serrucha la rama en que esta parado. Si les importara realmente un salto en la conciencia politica de los trabajadores en perspectiva de un cambio en la relacion de fuerzas con el capital, ya lo hubieran hecho. Pero es pedirle peras al olmo. La dirigencia peronista siempre cumplio la funcion de administrar el estado burgues de la clase a que ellos pertenecen. El lenguaje que emplean logicamente no puede ser el de un piantavotos de derecha, pero enga;an, no dignifican ningun trabajador. La AUH y derivados son miserables limosnas para mantener la conciencia ahi, estancada. Objetivamente es una ayuda, subjetivamente mantiene el statu quo. No creo que el peronismo pueda sobrevivir sin recurrir permanentemente al doble discurso que exalta la dadiva como la inclusion de las embarazadas al AUH, al tiempo que defiende la precarizacion laboral. Se declara en los himnos anticapitalista y paga puntualmente la deuda externa, bajo el ropaje de “desendeudamiento”. Cada medida, cada paso, en contra de sus “banderas historicas”, lo tiene que dar precedido de una publicidad que cambia las apariencias. Es autor de la privatizacion como camino a la “independencia economica” y entrada al primer mundo. Los trotskos estaran estancados en el 0,5% pero los peronios con una 70% no son capaces de cambiar este pais! Enorme caudal electoral al servicio de las multinacionales mineras, sojeras, petroleras, energeticas. Son malos gestores de la democracia e institucionalidad burguesa. 18 a;os de epica proscriptiva dilapidados en 3 a;os de peronismo lopezregista. La sangre derramada no sera negociada. Nunca mas. Nunca menos. La realpolitik consiste en que el barco con timon peronista continue la ruta acostumbrada: el capital derrochando sus millones, los trabajadores mirando un porvenir esperanzado. A mi barrio llego hoy en un altavoz el pregon de un nuevo anuncio peronista: nuestro proximo Salvador se llama Rodriguez Saa. Bahh.. mas de los mismo. El peronismo es incurable, hay que hacer el esfuerzo por superar este pantano populista hediondo!

Los comentarios están cerrados.