Binner en su laberinto. La izquierda al Frente

La fórmula narco-alfonsinista es claramente conservadora y deja el flanco centroizquierdista no K debilitado
Los pequeños diablos quieren meter la cola en esa endija y presionan al anestesista para que encabece la disputa presidencial.
La contradicción socialata tiene por lo menos tres aristas.
¿Cabeza de ratón?
La opción presidencial significaría que les aportaría votos a paparulos como Juez o Stolbizer, pero estos le aportarían poco y nada en la gran disputa nacional contra la Cris, ya que el centroizquierdismo estará más cubierto por el doble discurso K y sus colaterales sabatelianas.
Ganancia para los paparulos, pero pirrica elección para el santafesino no es un buen negocio y más bien parece un gran riesgo de hipotecar un futuro más prometedor en un 2015 pos kirchnerista donde pueda ser una figura clave de la centroizquierda ya que el PJ indudablemente se recostará sobre su derecha.
En el fondo Binner sabe que la decisión tomada por Alfonsín hijo (de Magnetto) es derechista pero inteligente. Disputar desde la centro izquierda con el kirchnerismo no da frutos, ni votos. La vacante es de centroderecha.
¿La ley primera?
Otro problema de la opción presidencialista es que “le hace el juego a CFK”, ya que el suyo, es un voto progresista pero sojero, y debilita más al narco-alfonsinismo que a los K.
Por más que juren o perjuren, en nombre de Dios y la santa soja, los redicheta no van a dejar pasar sin más tal mojada de oreja y eso no es una buena señal cuando la provincia de Santa Fe (como dice Binner, su mayor capital político) está en juego.
La “reconstrucción” radical en la provinci ha sido importante. Su base es la extensión territorial y las intendencias. La figura de Barletta logró una cara visibe que acumuló una cantidad de votos nada despreciable.
A menor escala, esa interna del FPCyS también se juega en casa, y aunque Giustiniani este más solo que Pantriste no hay mal que dure mil años, y un paso en falso del sesentaiochesco Gobernador puede darle la oportunidad de recuperar terreno.
Como buen hombre de campo habrá leido el Martín Fierro y sabe que si los hermanos se pelean, los deboran los de afuera.
¿Reute-binnerismo?
La opción de encabezar la lista de diputados nacionales por Santa Fe parece más acorde al conservadurismo crónico de los dirigentes santafesinos.
Retemann “veía cosas raras”, y cuando dejo de verlas se fue de vacaciones a Palm Beach con su esposa. Autoreservación ante todo. Prefirió el cómo sillón de Senador y esperar tranquilo a tiempos más acorde a su menemismo intrinseco. Total, bajo el kirchnerismo tampoco la pasa tan mal y siempre hay lugares en las listas para gente como uno, dirá en sus fueros íntimos.
Binner parece que está tentado a seguir el paso de su alter ego.
Encabezar la nómina de diputados por Santa Fe pede ser una salida salomónica. Tracciona votos su figura hacia el FPCyS, no debe enfrentarse a sus aliados internos, y se preserva para cuando asomen los “buenos tiempos” para el progresismo de cartón cuando la versión K ya esté demasiado mojada.
La izquierda va de Frente
Sin dudas, y más allá de las cavilaciones que hoy por hoy tenga Binner, la única fuerza que se propone enfrentar a toda la runfla de partidos y candidatos patronales es el FIT.
El FIT “va de Frente” como dice uno de sus “slogans” y “no se guarda”.
No juega a las escondidas como la falsa alternativa de la centroizquierda pinacea, amiga de la Sociedad Rural, que en Santa Fe ya mostró ser una colateral del binnerismo y en Neuquén (por poner solo dos ejemplos) aliada al “bipartidismo”.
Contra el kirchnerismo que pide disciplina sindical, encarcela luchadores y quiere eliminar la posibilidad de que estos tengan una voz en el terreno de la política. Contra el narco-alfonsinismo gorila y antisindical. Contra la burocracia asesina de Pedraza y Moyano, pero contra la de sojera de De Genaro y Michelli también.
El FIT, entre otras cosas, es un paso en el camino de sembrar (y lograr que florezca) la idea de que los trabajadores podemos y debemos hacer política, nuestra política.
Tal vez este sea el mayor aporte YA conquistado por el FIT. Los revolucionarios del PTS hemos ayudado en gran parte a esta tarea y los obreros de Zanon muestran nuevamente un aporte a la historia del clasismo.
Desarrollar el Frente de Izquierda y de los Trabajadores es una lucha polítia necesaria. Lo dicen los luchadores como M y los C de Mahle, los S de PM, las mujeres superexplotadas N de La Virginia, los compañeros plásticos de T con sus turnos de 12hs, los ex militantes del MAS, los estudiantes que quisieron expulsar a la mafia morada y pesepista de las faculdades, y seguramente muchos más que aún no conocemos.
Anuncios