A un mes el asesinato de Jere, Mono y Patón. Hagamos una gran jornada nacional de lucha

En Rosario, jornada cultural y acto unitario en Tribunales (Pellegrini y Balcarce) a las 18hs. Desde la Juventud del PTS concentramos a las 17.30hs. en Oroño y Montevideo. 

Declaración de la Juventud del PTS:

A UN MES EL ASESINATO DE JERE, MONO Y PATÓN. HAGAMOS UNA GRAN JORNADA NACIONAL DE LUCHA

Este miércoles 1° de febrero se cumple un mes de aquella madrugada en que barrabravas asesinaron a Jeremías “Jere” Trasante, de 17, Claudio “Mono” Suárez, de 19 y Adrián “Patón” Rodríguez, de 21, jóvenes militantes del Frente Popular Darío Santillán, en Villa Moreno, Rosario.
Sus compañeros de militancia y las organizaciones de izquierda y combativas no nos comimos la parada de los agentes de la desinformación, que -apenas fusilados los compañeros- “compraron” gustosos la versión policial de que fue un “ajuste de cuentas” y que los compañeros tenían “antecedentes penales”. La Capital y Clarín publicaron esta “carne podrida”, también avalada por los funcionarios del gobierno provincial en ese momento, intentando ensuciar a los pibes. El correr de las horas y el fuerte grito de sus familiares, amigos, compañeros y testigos los obligaron a retractarse en los días sucesivos. Lo que llaman “ajuste de cuentas” se lleva decenas de pibes al año en Rosario (y cientos en todo el país), pero en realidad son fusilamientos sumarios hechos por la policía y sus barras.

Esta vez, un sector de barrabravas emboscó y baleó a Maximiliano Rodríguez, hijo de “El Quemado” (cabecilla de una fracción de la barra de Newell´s) cuando viajaba en un BMW propiedad de un conocido abogado defensor de barras. Entonces, “El Quemado”, junto a otros barras fue a buscar a los acusados de herir a su hijo. Pero antes de encontrarlos se cruzaron con los tres compañeros del FPDS y, literalmente, los fusilaron con más de 5 balazos a cada uno. Tres militantes muertos por una interna de la mafia de los clubes, con aval de la policía.
LAS COMPLICIDADES QUE SALEN A LA LUZ
La interna de la barra newellista se viene cobrando muertos hace años, desde líderes como “Pimpi” Caminos hasta pibes que quedan en medio de balaceras. Un accionar que cuenta con la protección de la Policía Santafesina, que cobra su diezmo por el narcotráfico gestionado por los barras La complicidad entre policía y barras es total. Mientras los medios hacían “la faena” de pintar de barrabravas a Jere, Patón y el Mono, un policía ocultaba que el hijo de “El Quemado” estaba internado en el HECA para evitar que cayera detenido. Todo bajo los ojos de un gobierno supuestamente socialista, que se sostiene en una clase empresaria negrera y una policía fusiladora de pibes. En ese sentido, el esclarecimiento de este crimen no puede quedar en manos de la policía cómplice, ni de la Justicia repleta de jueces de la dictadura. Para ir hasta el fondo de los hechos, se ha conformado una comisión investigadora independiente compuesta por compañeros de militancia de los pibes asesinados, familiares y referentes de distintas agrupaciones sociales con trabajo en la Villa Moreno. El PTS se puso a disposición de esta comisión, así como nuestros referentes nacionales, abogados en juicios contra genocidas y destacados luchadores obreros.

JERE, MONO Y PATÓN SE SUMAN ALA LISTA DE MILITANTES ASESINADOS

Las “caras de progre” que Binner y Bonfatti se esfuerzan en poner, más bien son “caras de poker” al crecer cotidianamente el gatillo fácil sobre los pibes de los barrios humildes. En el caso de Binner, estamos hablando de un experto en el tema de impartir impunidad: los asesinos de los 9 muertos del 19 y 20 de diciembre en Rosario siguen libres, y el único condenado por el crimen de Pocho Lepratti, también.
Al mismo tiempo, la “sintonía fina” de la que habla Cristina Kirchner se traduce en gatillo fácil, impunidad, despidos y ajuste sobre el pueblo trabajador. Venimos del crimen de Mariano Ferreyra perpetrado también por un barrabrava, sicario a sueldo de la burocracia sindical. Ya son tres los años sin Luciano Arruga, desaparecido en la tierra de Scioli y los intendentes peronistas  por negarse a robar para la maldita Policía Bonaerense. Vimos a la Metropolitana de Macri y la Federal de Cristina -codo a codo- asesinando en la ocupación del Parque Indoamericano. También en Formosa, las balas policiales que caían sobre los Qom que no querían soja en sus tierras ancestrales. En Santiago del Estero, a Cristian Ferreyra, del MoCaSE, lo mató la infantería privada de los empresarios sojeros. En la Ciudad de Buenos Aires, el “Operativo Cinturón Sur”, confeccionado por Nilda Garré, tiene a gendarmes y policías federales disparando “por las dudas”, tanto en Boedo como en Flores.
Los 5000 procesados por luchar, la “Ley Antiterrorista” que aprobaron para multiplicar fácilmente esa cifra, los despidos masivos en Swift, los ajustes en Santa Cruz y Río Negro, los tarifazos en el Subte y los servicios muestran a gobernadores de distinto palo, llevando adelante la “sintonía fina” junto al Gobierno Nacional incluso para saquear nuestros recursos, destruir el medio ambiente y perseguir a quienes se oponen como en Famatina. Para actuar contra los trabajadores y los jóvenes, gobierno y oposición van de la mano. Pantallazos que presagian un futuro inmediato de ataques, en un mundo que se encamina a la recesión y se debate quiénes van a pagar los platos rotos.

UNA JORNADA DE LUCHA, POR LOS PIBES

Convencidos de que si no es con movilización no habrá justicia, a un mes del asesinato de los compañeros del FPDS, cuando los ataques al pueblo trabajador se multiplican, desdela Juventud del PTS participaremos de las acciones unitarias que se llevarán acabo en Rosario y Capital este del miércoles 1° de febrero, por una gran jornada nacional de lucha, por el Juicio y Castigo a los responsables políticos y materiales del asesinato de Jere, Patón y el Mono.

Anuncios