Gran campamento de la Juventud del PTS

Gran campamento de la Juventud del PTS de San Nicolás y secundarios de Rosario.
El viernes, sábado y domingo realizamos el campamento de la JPTS de San Nicolás y secundarios de Rosario en el arroyo Pavón. Al borde de la cascada, aprovechamos para divertirnos y conocer la historia de nuestra corriente. El viernes proyectamos “Mi nombre es Trosky”, una ficción hecha por ContraImagen en la que relata la lucha del trotskismo contra la burocratización de la URSS encabezada por Stalin.
El sábado éramos casi 100 compañeros en el quincho que nos habilitaron para hacer la charla central: A 10 años de Zanon bajo control obrero, una estrategia para vencer. Juan Orellana, ex obrero y dirigente de Zanon y el PTS contó como el Partido se organizó y al llegar el momento de salir a luchar, la dirección del conflicto estuvo centrada en que la crisis que llevaba al cierre de la fábrica la paguen los empresarios y no los trabajadores. Y que esto se había hecho poniendo en pié la Coordinadora del Alto Valle, junto a los docentes, los estudiantes, los mapuches y los trabajadores de la zona.

Titín Moreira, militante en los ’70, fundador y dirigente del PTS, partió de contar que Paraná Metal también fue una lucha contra un cierre en medio de la crisis, pero que su dirección encabezada por la CTA, en vez de confiar en la fuerza de los trabajadores, había apostado en el Gobierno, en el Ministerio de Trabajo y en un patrón bueno que la reabra; y que por eso había sido derrotado. Que el PTS hizo la diferencia al señalar claramente a nuestros enemigos: a la burocracia, los empresarios y su gobierno. Que somos la única corriente que lucha consecuentemente contra ellos y que para triunfar definitivamente hace falta conquistar el poder político de los trabajadores y el pueblo, barriendo a la burguesía y al imperialismo con la revolución socialista; la única forma de acabar con las guerras, el hambre y la miseria. Pero que a diferencia de la burguesía, que conquistó poder económico 250 años antes de tomar el poder político, los trabajadores estamos imposibilitados de conquistar poder económico o “territorios liberados” al estar el conjunto de los medios de producción en manos del enemigo; la tarea de la revolución socialista arranca con la conquista del poder político en el terreno nacional y termina en el terreno mundial.
Señaló que el capitalismo hizo avanzar enormemente la ciencia y la técnica, pero llevó también a la primer y segunda guerra mundial y al hundimiento de estados enteros como los que estamos viendo. Y que el PTS y su Juventud pelean por un gobierno donde la riqueza producida se reparta entre todos los productores y por acabar con la burguesía como clase privilegiada; arrancarle de sus manos los campos, las fábricas, los bancos y el conjunto de la economía para ponerlas al servicio de los intereses de la inmensa mayoría de la sociedad. Y como los capitalistas tienen su estado, su ejército y sus medios de comunicación; sus FMI’s y organizaciones internacionales para garantizar la continuidad del capitalismo, nosotros necesitamos reconstruir el partido mundial de la revolución, la Cuarta Internacional, nuestra organización para vencer.

En momentos donde el Gobierno avanza en atacar a los trabajadores y el pueblo con los tarifazos, busca perseguir a los luchadores con la Ley Antiterrorista y los empresarios vacían y cierran fábricas, como ya sucedió con Paraná Metal y hoy pasa con el Swift y Naranpol, el campamento fue una gran punto de apoyo para poner en pié una poderosa Juventud en la zona, que busque unir sus destinos a la lucha de los trabajadores en el camino de acabar con el capitalismo.
———————————

Opiniones:
El campamento me pareció muy bueno, especialmente por la unidad y el compañerismo que se vio en esos tres días. La charla de Titin y Juan me dio la sensación de claridad y seguridad en lo que expresaban y lo que intentaban transmitirnos. Dejaron en claro lo que como juventud revolucionaria hoy tenemos que hacer, no dejarnos vencer en esta lucha para cambiar la realidad y este sistema de dominación, represión y explotación.
Me pareció muy importante la realización de este campamento. Ayudo entre otras cosas a convencernos mas de nuestras tareas en la corriente trotkista a la pertenecemos.
Hoy no solo estoy convencida de donde vengo y a donde voy sino también de que esto solo triunfaremos con unidad, justamente esa unidad de la que tanto se hablo la de obreros, estudiantes.
Cata
—–
Lo que más me sorprendió es ver a tantos compañeros juntos, con tanto entusiasmo por cambiar el mundo.  La charla con Juan y Titin fue lo más claro, al hablar con tanta pasión revolucionaria, me dejó impactada. En ningún momento dio lugar a distracciones, por la claridad y convicción con la que se expresaron los compañeros. La mejor experiencia que me llevo del campamento es que muchas cosas que no tenía en claro me terminaron de cerrar, y lo más importante es que me siento parte de la juventud del PTS y quiero hacer la revolución.
La Flaca 
———

En el campamento los compañeros de la juventud conocimos lo que somos, lo que es básicamente el partido, de donde venimos, y a lo que aspiramos. Para mi lo mejor del campamento fue la charla que dieron ‘’Titìn’’ Moreira, y Juan Orellana, contando la gran experiencia de Zanon, la gran lucha de los obreros, su alianza con la universidad y los estudiantes, con los desocupados, con los mapuches, la represión policial y cómo al fin de la gran lucha, lograron expropiar la fabrica y auto-gestionarla los obreros. Eso fue una parte de la charla, la otra parte fue la de estrategia revolucionaria, el método, la traición a la revolución, entre otras cosas. Para mí la charla fue lo mejor del campamento porque el diálogo de los compañeros Juan y ‘’Titìn’’ no fue ‘’intelectual’’, sino todo lo contrario, hicieron entender toda la charla, fue totalmente dirigida a los compañeros de la juventud y a compañeros que hace poco que militamos.
Pedro

 

—–

Sin tener un desarrollo de militancia partidaria en la organización, tuve la grata oportunidad de compartir el sábado una maravillosa jornada con la Juventud del PTS de San Nicolás, Villa Constitución y Rosario. Me presenté con las expectativas de sentir la resonancia de la juventud revolucionaria argentina y por suerte llené mis oídos (y mucho más) con anécdotas de luchas y proyectos de organización partidaria para apoyar a trabajadores (y a la sociedad vulnerada en su conjunto), fomentando un real sindicalismo de base. La charla con Juan Orellana y Titín Moreira, dejó mucho más que situaciones y enseñanzas de momentos vividos, pues compartieron en sus expresiones, el sentimiento y pasión de la lucha contra el imperialismo y la opresión.

Juan Andrés

———–

Actividades como el campamento no sirven solo para aprender más y formarnos políticamente, sino también para crear un vínculo de compañerismo entre todos, que se demostró al conocer a los compañeros de San Nicolás. El corto y la charla, personalmente, me dieron una increíble seguridad por lo que tenemos que luchar, sin dejar ningún tipo de dudas. Algo súper positivo que rescato, es que en el momento de la charla se acercó gente que no es militante del PTS, esto demuestra que es muy interesante lo que plantearon los compañeros Juan y Titín. Y hoy junto a los hechos que se fueron dando, no tengo dudas que la Juventud del PTS se está construyendo fructíferamente.
Tamara

 

————-

Sobre el campamento quería decir que me gustó mucho la charla sobre Zanon, el espíritu de Titin y los compañeros que conocí. A mí me sirvió de mucho el campamento, porque me dejo claro por qué estoy luchando y voy a luchar, para cambiar el mundo. Gracias a todos los compañeros la pase excelente en el campamento.
Naldo

 

————-

Compañeros, el campamento fue una experiencia excelente, tanto para compañeros que ya veniamos militando como para los que venien discutiendo y militando hace poco. Además de disfrutar de un arroyo hermoso y un paisaje, en mi opinión, deslumbrante, Nos sirvio a TODXS para conocer quienes somos y por qué luchamos. Cual es nuestra historia de lucha, como FASINPAT, y cuál es nuestra estrategia y nuestro fin:LA LUCHA PARA ACABAR CON ESTE SISTEMA DE EXPLOTACIÓN Y MISERIA Y CAMBIARLO POR UNO MEJOR, pero en el campamento nos dimos cuenta que es necesario que en esa lucha, en esa revolución el participe principal debe ser la clase obrera, porque es ella quien tiene en sus manos el control de las fábricas, de los medios de producción, es ella quien maneja todo, es ella la indispensable para una fábrica, no el patrón. El viernes vimos “Mi nombre es Trotsky” un cortometraje sensacional desde ya recomendado. Es emocionante ver como, a pesar de todo lo que sufrió, de todos los ataques, él, Trotsky siguió en pie, con su programa, con su lucha. Viejo, enfermo, y sin fuerzas siguio siendo una amenaza para el estalinismo gracias a que tuvo un fuerte convencimiento político, que es lo que debemos tener arraigado para triunfar y es lo unico que no nos pueden arrancar ni los capitalistas ni lo traidores, ese convencimiento. Nos dimos cuenta de que en estos tiempos de crisis es indispensable luchar para cambiar el mundo, para que los trabajadores y el pueblo pobre NO paguen la crisis y para hacerlo debemos dotarnos de ese convencimiento, el convencimiento revolucionario. De decir: ¡SI SE PUEDE!
Bruno
Anuncios