Al ajuste “socialista” los trabajadores responden con el paro

Compartimos nota que será publicada mañana en el periódico semanal del PTS, La Verdad Obrera.  El autor es Lihuel Bustamante, de Amsafé Rosario.
El gobierno de Bonfatti, Binner y compañía intenta aplicar su propia versión de la “sintonía fina”. En la última reunión paritaria ofrecieron un 14 por ciento de aumento en Febrero y un 7 por ciento en Julio para los trabajadores docentes y estatales. Un porcentaje por debajo de la inflación sin tener en cuenta, inclusive, los aumentos de tarifas que el “socialismo verde soja” prepara para este año. Ante esta provocación los docentes y estatales santafesinos concluyeron ayer la primera de tres jornada de paro de 48 horas, con alto acatamiento.
El Frente Progresista integrado por socialistas y radicales intenta de esta manera cubrir el déficit fiscal de 1.400 millones de pesos ajustando el bolsillo de los trabajadores con aumentos por debajo de la inflación. Mientras esto sucede las grandes empresas como General Motors, Cargill, Bunge y los terratenientes obtienen grandes ganancias y exenciones impositivas.
Tanto trabajo “administrando los negocios de los capitalistas” merece una buena remuneración, es por ello que los diputados del PS y la UCR votaron, junto a los K, a favor del 100 por ciento de aumento de sus salarios. La comparación del sueldo de un docente y un diputado es bastante simple, sólo varía en un cero: 3.200 contra… 32.000. Si a los trabajadores nos hubieran dado sólo el 10 por ciento de lo que se aumentaron los legisladores nuestro salario se duplicaría.
Al ajuste del salario de los docentes y estatales, se suma el proyecto de reforma curricular para la escuela media, que elimina la historia del primer año. Por primera vez en 150 años los estudiantes que ingresen al secundario no van a tener la materia de Historia! Pretenden que en el segundo año docentes y estudiantes aborden contenidos que van desde los Mayas e Incas hasta el 2001 (!). Esta reforma se da en el marco de la aplicación de la ley de educación que votó el kirchnerismo en el 2006 que mantiene lo esencial de la Ley Federal de Educación menemista.
Para derrotar estos planes de ajuste al salario y precarización de la educación pública es necesario profundizar el paro votado por los docentes y estatales, unificando la lucha mediante asambleas de base conjuntas (afiliados y no afiliados) en las escuelas, y plenarios de delegados y activistas. No podemos seguir luchando divididos, ni tampoco podemos esperar derrotar a la Celeste con comunicados, sino involucrando y organizando desde abajo a la mayor cantidad de docentes de Rosario y la provincia.
Los docentes y estatales del PTS creemos que éste es el camino que debemos tomar los trabajadores. Que luego del primer paso del paro de 48 hs, nuestros sindicatos tienen que abrazar esta perspectiva. La participación de los compañeros docentes no debe ser simplemente refrendar las mociones que bajen de reuniones de delegados, sino deliberar y votar en asambleas de base por escuela, zonas y asambleas generales, las medidas centrales para seguir el conflicto. Del mismo modo, hay una forma concreta de disputar a los “bomberos” de la conducción provincial: que AMSAFE Rosario convoque a todo el activismo, a delegados y docentes a hacer un plenario provincial, para organizar a todos los que queremos derrotar al gobierno, y que sabemos que dirigidos por la Celeste no se puede. Por último, es necesario impulsar encuentros nacionales democráticos y de base para unificar las luchas que la CTERA aisla, y conseguir nuestras reivindicaciones de un salario equivalente a la canasta familiar con un cargo, el blanqueo de las cifras en negro, la eliminación al impuesto a las ganancias, el 82 porciento móvil y la quita de subsidios a la educación privada.
Lihuel Bustamante, de Amsafé Rosario.
Anuncios