Segunda Carta Abierta a Horacio Verbitsky de Javier “Poke” Hermosilla, dirigente de la Comisión Interna de Kraft y militante del PTS

San Martín, 7 de marzo del 2012

Leí la respuesta a mi carta abierta que me hizo a través de Página/12 del domingo 4 de marzo. Me pareció correcto que haya reconocido de una buena vez, negro sobre blanco, que el espionaje político que se ejerció (y se ejerce) contra nosotros es ilegal. Pero esto me llevó inmediatamente a preguntarme: Si la Gendarmería que responde a la Presidencia realiza actividades ilegales, ¿no es acaso la Ministra Garré la responsable política del ejercicio sistemático de un delito como es la infiltración y el espionaje a los que salimos a luchar? ¿O acaso las líneas de mando de Gendarmería hacen lo que quieren y pasan por encima del poder político? ¿O, tal vez, ejercen la “obediencia debida” ejerciendo actos ilegales, de jueces que deberían estar reprobados en el Consejo de la Magistratura donde, entiendo, hay total mayoría kirchnerista? En cualquiera de los casos, ¿no opina usted que las declaraciones de Garré que hizo en la conferencia de prensa sobre el Proyecto X no hacen más que justificar y perpetuar este accionar que solo tiene como objetivo criminalizar la protesta social?  ¿No opina usted que la posición de dejar que sean los jueces los que determinen si hubo procedimientos ilegales (cuando están todas las evidencias) tiene como único sentido la impunidad, cuando usted mismo dice que hay todo un enorme sector de la Justicia que sostiene la impunidad de todo tipo de crímenes?
Por otra parte en su respuesta ratifica su parecer en cuanto a que el jefe de Gendarmería Schenone es “uno de los hombres de la DEA en Argentina“. Y punto. ¿No le parece que tiene cierta gravedad que una de las principales fuerzas de seguridad argentinas esté al mando de una persona que responde a una potencia extranjera imperialista? ¿Qué denuncias se hicieron al respecto? Salvo que naturalicemos el manejo directo de organismos gubernamentales extranjeros sobre temas claves del país, violando toda soberanía. No me parece.
En la nota del último domingo usted vuelve con que lo que me sucede a mí y a más de cinco mil luchadores sociales con causas penales en todo el país, es parte de una “estigmatización política“, “pese a que el Código Penal tipifique como delito el corte de rutas“. Efectivamente, el artículo 194 del Código Penal así lo tipifica, según me cuentan los compañeros abogados Myriam Bregman y Agustín Comas, artículo impuesto por el dictador Onganía. ¿Por qué usted no dice nada de esto, ni plantea que este, su gobierno, debería haber derogado ya hace mucho el artículo 194 del Código Penal y todas aquellas normas que pueden servir para criminalizar la protesta?  Por medio de ese artículo que es usado por los sectores más reaccionarios de la Justicia se nos convierte a los trabajadores de Kraft en “delicuentes” por haber cortado rutas en defensa de nuestros puestos de trabajo, frente a los despidos ilegales hechos por un monopolio norteamericano. Son casi nueve los años desde que están en la Rosada. Le recuerdo que las once causas penales y los embargos que pesan sobre mi persona son por supuestamente violar ese artículo 194.
Por último, sobre lo de Rodolfo Walsh y su alineación con el gobierno de los Kirchner. Yo le planteé su distancia, Verbitsksy, con una persona como Rodolfo Walsh porque (como usted cita de mi primera carta) “de otro modo yo(por usted) revisaría mi ‘alineamiento incondicional’ con el gobierno responsable de 17 muertes por protestas sociales ‘en democracia’“. Usted responde citando todos los repudios hechos por el CELS –que preside– a los asesinatos y algunas represiones que hubo. Sin embargo usted se niega a poner nombre a los responsables de cada uno de esos hechos donde siempre el gobierno nacional tuvo algo que ver, ya que se trata de sus aliados o partes de su coalición de gobierno los que los llevan adelante. Tal es el caso de los asesinatos de Formosa, hechos por GIildo Infran, aliado del gobierno nacional, incluso del crimen de Mariano Ferreyra asesinado por una burocracia que hasta pocos días antes era reivindicada por CFK, con la zona liberada por la Policía Federal (que también depende de la Presidencia). El repudio parcial del CELS no basta para reveer su “alineamiento incondicional” con este gobierno. Usted sabe bien que los crímenes sin responsables materiales e intelectuales, son igual a impunidad.
Para terminar, sobre su sentencia de que yo no me debía sentir agraviado con su nota. Le recuerdo que en aquella, publicada el 19 de febrero en Página,  usted escribió –no la Gendarmería–, que “En la televisión, Hermosilla aclaró que su alienación no era con el Partido Obrero sino con el PTS” (subrayado mío).  Usted repite el “error” de la Gendarmería que nos califica de “alienados” sin hacer ninguna aclaración, es decir, lo hace suyo, contra un trabajador que está siendo injustamente perseguido. Tal vez haya sido un involuntario error de imprenta, pero dudo de eso, de alguien que más de una vez caratuló en sus columnas a partidos como el PTS como la “paleoizquierda“. Eso me agravia.
Lo saludo esperando una nueva respuesta.

Javier “Poke” Hermosilla
Delegado de los Trabajadores de Kraft Foods y militante del PTS
Anuncios