“La Justicia santafesina llena de jueces de la dictadura no puede meterse en nuestros cuerpos. Las mujeres exigimos el derecho a decidir.”

COMUNICADO DE PRENSA

La agrupación de mujeres Pan y Rosas repudia la orden del Juez santafesino Claudio Bermúdez contra el derecho de las mujeres a decidir.

 

La agrupación de mujeres Pan y Rosas repudió la orden del Juez Claudio Bermúdez que suspende la aplicación de la ya limitada guía técnica para la realización de abortos no punibles en casos de violación o peligro de vida de la mujer.

“En contra de la resolución de la Corte Suprema, este Juez se cree con la autoridad de exigir a las mujeres que sufren una violación que deban demostrar ante un Juez que fueron violadas. La Justicia Santafesina, plagada de jueces que cumplieron funciones en la dictadura, no tiene ningún derecho a meterse en nuestros cuerpos. Las mujeres exigimos el derecho a decidir. Estos son los mismos jueces que miran para otro lado cuando la provincia de Santa Fe es la segunda en casos de femicidios”, declaró Belén Díaz Caro de la Agrupación Pan y Rosas.

Por su parte, Tomás Máscolo, militante trans de la Juventud del PTS, agregó. “El planteo al que da lugar este Juez es nada menos que del Partido Demócrata Cristiano (PDC), conocido por sus posturas contra el matrimonio igualitario y los derechos elementales de las mujeres. El gobierno provincial es responsable de amparar a estos partidos retrógrados. El PDC fue parte de la Alianza junto al PS de Binner y Bonfati: todos juntos participaron del gobierno asesino de De La Rúa. Lo mismo hicieron con el PDP, al que incluyeron en el Frente Progresista Cívico y Social llevando candidatos que fueron funcionarios de la dictadura como Favario en 2009 y fervientes antiabortistas”.

“El problema de fondo es la clandestinidad del aborto”, continuó Belén, “El gobierno nacional mantiene la clandestinidad del aborto por el cuál mueren casi 400 mujeres por año en Argentina, y miles quedan con graves secuelas en su salud. Este martirio lo viven con especial crudeza las mujeres trabajadoras y pobres que no pueden pagar un costoso aborto en las clínicas privadas. Por eso exigimos el aborto legal, seguro y gratuito, y que se acabe el financiamiento a la Iglesia católica: que los curas vayan a trabajar y dejen de meterse en nuestra vida”.

Agrupación de mujeres Pan y Rosas

Juventud del PTS

Contactos de Prensa:

Belén Díaz Caro: 3416677882

Tomás Máscolo: 3413697300

Anuncios