La crisis policial y el papel de AMSAFE Rosario

Compartimos a todos/as los/as docentes de AMSAFE lo resuelto en la asamblea del SUTEBA Bahía Blanca, días antes a los actos y movilizaciones del 19 y 20 de diciembre. Lo consideramos un ejemplo de cómo deben actuar todos los sindicatos recuperados de la burocracia.

La irrupción del “partido policial” la semana pasada abrió un debate en las organizaciones sindicales antiburocráticas y la izquierda, en particular. Hay quienes consideran a los policías como trabajadores y quienes consideramos que no lo son; porque no apoyamos a quienes nos reprimen cada vez que salimos a luchar, a los verdugos de Pocho Lepratti, Julio López o Carlos Fuentealba, los que  organizan el narcotráfico y la trata de personas.

Lamentablemente la conducción de nuestra delegación Rosario (en especial Tribuna Docente-PO y la agrupación SUR encabezada por Gustavo Teres) se posiciona en el primer grupo apoyando el reclamo policial. En la reunión de las distintas organizaciones los días previos a la movilización dimos una lucha política a favor de que la consigna “plata para los trabajadores, no para los represores” encabece las movilizaciones como forma de denunciar simultáneamente a la policía y a los gobiernos que aprobaron en cuestión de horas aumentos de hasta un 50 por ciento. La CTA, incluida AMSAFE, y el Partido Obrero se negaron a esta formulación elemental ya que estos defienden la sindicalización de estos aparatos. Finalmente, ante nuestra insistencia, el documento señaló que el escenario actual estaba atravesado por el “acuertelamiento de las fuerzas represivas en todo el país.” De esta manera terminaron aceptando una fórmula, aunque limitada en su contenido, de rechazo a la policía. Sin embargo en otras ciudades como en Bahía Blanca miembros del “sindicato” policial de Buenos Aires hicieron uso de la palabra apoyados por sectores de ATE y el PO.

Desde la agrupación docente 9 de Abril alertamos sobre las consecuencias de ver algo progresivo en los reclamos policiales, así lo señaló Octavio Crivaro en el video que compartimos. La policía es una fuerza represiva del Estado burgués, es una institución que defiende los intereses de esa clase, no tiene nada que ver con los intereses que defendemos los y las trabajadoras/es. Por el contrario, cuando esta fuerza pide mejoras en sus condiciones “laborales” no podemos dejar de ver que va de la mano de perfeccionar su accionar represivo sobre el conjunto del pueblo trabajador. Tanto el gobierno nacional como el gobierno de Bonfatti cedieron a este reclamo otorgándole un aumento salarial inmediatamente mientras que las respuestas al pueblo trabajador se hacen esperar, como lo podemos ver ahora ante la falta de luz y agua, como sucede en distintos barrios y zonas del centro de Rosario, mientras soportamos las altas temperaturas. Este triunfo los deja más moralizados para llevar adelante las órdenes de represión del gobierno nacional y los gobiernos provinciales, ante los próximos ajustes que preparan.
Alertamos también contra las ilusiones de aquellos que opinan que sindicalizando a la policía, en tiempos de paz, podrán quebrar los canales de mando y así evitar represiones; en tiempos no revolucionarios la sindicalización le dará mayor cuerpo corporativo a esta fuerza conocida por el control del narcotráfico, las redes de trata y las zonas liberadas.

Por esto es fundamental que los sindicatos antiburocráticos y clasistas intervengan políticamente en esta crisis planteando el rechazo absoluto a la disputa que llevan adelante tanto el sector policial como los distintos gobiernos, con el objetivo de que sectores de masas repudien a ambas instituciones responsables de perpetuar la precarización de la vida y la represión cotidiana sobre los trabajadores y los jóvenes. A contramano de esta concepción los oradores del acto del 19 del Partido Obrero y de la CD de AMSAFE se limitaron a hablar sólo de nuestras condiciones laborales de precarización sin mencionar una sola palabra de lo que fue la mayor crisis política de los últimos meses que dejaron 12 muertos en todo el país.

Además de esta posición de los compañeros, que llamamos a rever, no se convocó a una asamblea donde el conjunto de los delegados/as, activistas y trabajadores/as podamos discutir qué posición debe tener AMSAFE Rosario ante esta crisis, cuál debe ser nuestro pliego de reivindicaciones y exigirles contundentemente a la CD Provincial (Celeste) que repudie los amotinamientos policiales. En este sentido nos parece que el ejemplo de SUTEBA Bahía Blanca que hacemos llegar, marca el camino.
La marcha del 19 en donde los docentes movilizados se contaban poco más que con los dedos de la mano fue un ejemplo de a dónde nos está llevando esta práctica que intentamos criticar humildemente en estas líneas.
Es fundamental revertir esta pasividad de la CD de Rosario convocando a instancias de deliberación del sindicato para debatir no sólo el posicionamiento con respecto a la crisis que se abrió con el amotinamiento policial, sino también, denunciar el ajuste mediante la inflación, el techo al salario del PS y el PJ y empezar a esbozar un plan de lucha que nos fortalecerá ante las próximas paritarias. La palabra la tienen ustedes compañeros/as.

Asamblea del SUTEBA Bahía Blanca rechazó marchar junto a la policía

En la mañana del 19, en el marco de la jornada impulsada por la CTA Michelli a nivel nacional, una numerosa asamblea de más de 200 docentes discutimos que posición tomar frente al escenario político nacional. En primer lugar, votamos por unanimidad impulsar una gran campaña por la absolución de los petroleros de Las Heras, concluyendo con un acto unitario para la fecha de la sentencia en febrero, planteo realizado por Daniela Rodríguez, docente de la Marrón, única representante de Bahía Blanca en la delegación nacional que viajo a Las Heras.Así mismo, a 12 años de las jornadas del 19 y 20 del 2001, se abrió una importante discusión sobre las banderas de lucha de los trabajadores, votándose casi por unanimidad (solo 3 votos de Tribuna Docente-PO en contra), por movilizarnos de manera independiente del gobierno, la oposición patronal y las fuerzas represivas. Varias intervenciones de docentes plantearon su desacuerdo con la posición de la CTA Michelli de considerar a la policía como trabajadores y su sindicalización. Desde la Marrón, recordando a Julio López, Carlos Fuentealba, Luciano Arruga y Daniel Solano, dejamos en claro que nuestro reclamo no tiene nada que ver con una fuerza represiva al servicio de los capitalistas, que nos reprime cada vez que salimos a luchar y persigue y asesina a los pibes en los barrios, mientras maneja el narcotráfico, las redes de trata y el gran delito. Así mismo se rechazó rotundamente el planteo de los compañeros del PO de marchar con ATE y el SIPOBA (Sindicato de Policías de Bs.As.) en pos de una supuesta “unidad” con los enemigos de los trabajadores.Luego de la Asamblea los docentes realizamos un corte en pleno centro de la ciudad dando continuidad a las movilizaciones realizadas durante todo el año. Mientras tanto, se movilizaba junto al SIPOBA y unos 15 estatales de ATE, un puñado de militantes del Partido Obrero, planteando a través de su orador que “no hay diferencias entre el pan de la familia policial y la docente”, y acordando con el orador de los policías bonaerenses en que “hay que luchar juntos por salario”. Llamamos a los trabajadores y la juventud, a redoblar la pelea por nuestras demandas denunciando el fortalecimiento del aparato represivo, rechazando cualquier apoyo a los motines policiales, y planteando bien claro que este 19 y 20 los asesinos de los 40 compañeros en 2001 no son nuestros aliados.
Anuncios